7 mitos y mentiras sobre las personas introvertidas

7 mitos y mentiras sobre las personas introvertidas

Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!

¿Te han dicho alguna vez que eres demasiado tímido o serio? ¿Te han recomendado que salgas más y que te relaciones con más gente? ¿Te han dicho que tienes que divertirte más y no sabes cómo explicar que ya lo haces? Hay muchos mitos sobre la introversión y mucha confusión entre la mayoría de la gente. Quizá porque la mayoría de la gente es extrovertida mientras que los introvertidos somos el 25% de la población.

¿Te apetece pegar una patada bien fuerte a 7 mitos? Allá vamos.

 

MITO 1. Todos los introvertidos son tímidos.

La timidez y la introversión no tienen ninguna relación. La timidez es una pauta de comportamiento que implica miedo a ser juzgado de forma negativa por los demás. La persona tímida siente inseguridad y vergüenza al relacionarse con otras personas y sufre por ello. Y esto le puede pasar a introvertidos y extrovertidos por igual. Alguien introvertido no tiene miedo de relacionarse con los demás, solo que su tendencia natural es limitar el número de interacciones y de personas.

 

MITO 2. A los introvertidos no les gusta hablar.

Los introvertidos son grandes conversadores pero odian la charla superficial. Si ven que no va a haber tiempo para profundizar en una conversación, sienten que no vale la pena empezarla. Así que evitan “hablar por hablar”, como hablar con los vecinos en el ascensor o dar conversación a la cajera del supermercado. Eso hace que los introvertidos estén callados la mayor parte del tiempo. Sin embargo, cuando hay tiempo y la persona adecuada “tira del hilo” pueden estar horas hablando sin parar.

 

MITO 3. Los introvertidos no saben divertirse.

Claro que saben. Solo que su idea de diversión no se ajusta al estándar mayoritario y extrovertido. En lugar de ir a una fiesta llena de gente o a un parque de atracciones prefieren quedar con un buen amigo y pasarse toda la tarde charlando. Sus planes favoritos tienen como escenario sitios tranquilos y poco concurridos, la naturaleza o sencillamente su casa. Leer un libro o ver  una película en compañía de alguien querido ya es bastante estimulación y diversión para ellos.

 

MITO 4. Los introvertidos odian a la gente.

Las personas introvertidas evitan el contacto social en muchas ocasiones pero no porque odien a la gente. Necesitan estar solos para recargar sus energías y esto conlleva necesariamente alejarse de los demás. Su círculo social es pequeño y tienen unos pocos amigos con los que mantienen relaciones profundas y sólidas.

 

MITO 5. Los introvertidos son solitarios.

Es verdad que los introvertidos pasan mucho tiempo solos con sus propios pensamientos. Tienen un mundo interior muy rico y su cabeza siempre está a pleno rendimiento. Les gusta resolver problemas, plantearse nuevos retos, crear… Estas actividades son solitarias. Sin embargo, en su vida necesitan al menos una persona con quien poder tener una conexión auténtica y profunda y se sienten solos cuando no tienen alguien con quien compartir todo ese mundo interior.

 

MITO 6: los introvertidos son groseros.

Los introvertidos quieren relaciones profundas y auténticas, basadas en la honestidad. Eso deja fuera cualquier interacción social superficial. No quieren ser hipócritas y al mismo tiempo tratan de ser educados. Algo muy común es no saludar a un conocido que está a pocos metros a menos que haya contacto visual. Y si alguien les cae mal, tampoco pretenden disimularlo, así que se les suele notar bastante y quedar como antipáticos ante los demás.

 

MITO 7. Los introvertidos son raros.

La tendencia de los introvertidos a reflexionar les hace tener su propia visión sobre el mundo. La mayoría de las veces esta visión no coincide con las tendencias, estándares o modas imperantes. Por eso son vistos como raros. Puede ser que tengan gustos minoritarios o incluso que lleven una vida poco convencional, pero siempre actúan con coherencia, según sus propios valores.

 

En definitiva, los introvertidos no son ni mejores ni peores que los extrovertidos, sino simplemente diferentes.

 

Fuentes: https://introvertdear.com/news/myths-about-introverts-that-we-need-to-stop-believing/http://www.lifehack.org/articles/communication/top-10-myths-about-introverts-that-simply-arent-true.html

Share on Facebook19Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*