El decálogo de la persona asertiva (3/3)

El decálogo de la persona asertiva (3/3)

Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!

Este artículo es un pelín más largo de lo habitual (mejor, porque te va a encantar) porque hoy quiero terminar el decálogo de la persona asertiva que empecé hace un par de semanas. Aquí puedes leer la primera parte y aquí la segunda. ¡Allá vamos!

 

7. A veces me pongo borde

Tienes derecho a actuar de forma poco simpática para los demás. ¿A qué me refiero? Una de las barreras que puede que tengas cuando quieres ser asertivo es el famoso deseo de dar una imagen agradable cualquier persona y en cualquier situación. Pero aunque intentaras contentar a todo el mundo, siempre habrá alguien que se pueda sentir ofendido o a quien simplemente no le gustes y punto. Y si no, recuerda la que se lió con aquella publicación “inocente” que pusiste en tu Facebook…

Ejemplo: en una cafetería pides una bebida de la marca Pepis y el camarero te traen CocoLoco. Tú estás hablando con tu amiga y no te das cuenta de que ya te la ha abierto y echado en el vaso. No te gusta nada el sabor de CocoLoco pero ves al camarero muy ajetreado… ¿Te bebes el CocoLoco a disgusto o te arriesgas a que el camarero piense que eres el típico cliente petardo?

 

8. No tiene sentido, pero a mí me vale

Tienes derecho a tomar decisiones que no son lógicas. Tú eliges cómo quieres tomar una decisión. Eso significa que a veces te dejarás llevar (y querrás hacerlo) por tu intuición, por lo que te pide el cuerpo, por un impulso… y no tendrá ningún sentido desde un punto de vista lógico. Pero recuerda que tú mejor que nadie sabes lo que quieres.

 

9. No te entiendo ni soy adivino

Tienes derecho a no entender las necesidades o deseos de alguien. Se espera que comprendas las necesidades de los demás y que te anticipes a ellas, y si no lo haces, estás actuando con mala intención. La situación típica es: haces algo y alguien se ofende/molesta. No te lo dice directamente pero digamos que se le nota (te mira mal, te habla con monosílabos, te ignora, etc.) y tú no entiendes nada. Empiezas a darle vueltas a qué habrás hecho, dicho, etc. y cada vez te sientes peor, sientes que has causado un daño y te sientes culpable. Pues déjame que te diga una cosa: no eres adivino. Ese comportamiento es infantil y manipulador. Si alguien quiere que sepas lo que quiere, necesita y lo que le molesta, es libre de decírtelo, y no tiene ningún sentido que tú tengas que hacer de detective para averiguarlo.

 

10. Yo soy así y así seguiré

Tienes derecho a no querer mejorar en algo. Sabemos que como seres humanos, no somos perfectos y que tenemos defectos. A lo mejor tienes mala memoria, o alguna costumbre rara o… yo qué sé, aparcas fatal por ejemplo. Sin embargo, hay una creencia muy extendida que es la del perfeccionamiento total. Es decir, que se espera que, si tienes una debilidad, hagas todo lo posible por compensarla y mejorarla. Y si no lo haces, es porque eres un vago, inadaptado, etc. Pues bien, nada de eso. Cuando alguien te saque a relucir una de esas debilidades, pregúntate hasta qué punto es importante eso para ti (en relación a ti mismo, a tu relación con esa persona, etc.). Puede que quieras mejorar o compensar algo porque tendrá un beneficio para ti. Pero también puede que no te aporte nada y que te vaya fenomenal así.

Y hasta aquí llega la serie sobre derechos asertivos. Espero que te haya sido útil y que hayas identificado en cuáles cojeas y en qué situaciones quieres ser asertivo en tu vida cotidiana. Si se te ocurre alguna situación concreta en la que te gustaría ser más asertivo y quieres que te eche una mano, el coaching conmigo te puede ayudar. Por cierto, y rizando el rizo: también tienes derecho a no comportarte de forma asertiva si no te da la gana o a no poner en práctica todos tus derechos asertivos 😉

 

Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*