8 cosas que puedes hacer para subir tu autoestima

8 cosas que puedes hacer para subir tu autoestima

Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!
  1. Haz ejercicio o alguna actividad física que te guste, aunque sea salir a dar una vuelta. Tu cuerpo liberará endorfinas y te sentirás con más energía y más alegría. Eso te pondrá en situación para ver el lado positivo de los acontecimientos.
  2. No intentes complacer a todo el mundo. Aprende a decir que no a las cosas que no quieres hacer, haz valer tu opinión y no antepongas las necesidades de otros a las tuyas de forma sistemática. Expresa tus opiniones y no las cambies cuando alguien no esté de acuerdo contigo.
  3. Sé tú mismo, no trates de imitar el comportamiento, el aspecto, la manera de pensar… de otra persona. Al copiar a alguien renuncias a quien eres y te envías el mensaje de que no eres digno.
  4. No te recrees en pensamientos negativos, déjalos correr y céntrate en aspectos positivos. Al terminar el día, haz un esfuerzo por repasar todas las cosas valiosas que tienes en tu vida, agradécelas y no te vayas a dormir con basura mental en tu cabeza.
  5. Enfréntate a tus miedos. Cuando temes ponerte en una situación determinada o hacer algo y lo evitas, te sientes menos capaz y te juzgas de mala manera: “soy negado”, “soy incapaz”, “no puedo”. Sin embargo, cuando te atreves y te lanzas hacia tu miedo, aunque te cuesta o en un principio el resultado no sea perfecto, aumentas tu sentimiento de valía. Sabes que si te esfuerzas, puedes lograr paso a paso cualquier cosa que te propongas.
  6. No te obsesiones con intentar ser perfecto, basta con que te esfuerces en ser algo mejor cada día y aprendas de tus errores. Cuidado con usar un modelo de perfección estereotipado y que no encaje con lo que tú puedes conseguir. Tanto a nivel físico como psicológico, permítete tener defectos y centra tus esfuerzos en cambiar lo que de verdad te haga infeliz.
  7. Deja de compararte con otra gente. Cuando lo haces, lo más seguro es que pierdas en la comparación, y solo consigues menospreciar lo valioso y único que hay en ti. Cada persona es distinta y tiene sus cualidades, y sin querer podrías sobreestimar a los demás y subestimarte a ti.
  8. Recompénsate cuando consigas lo que te habías propuesto, aunque sea una meta cortita. Tanto si has superado un miedo como si has alcanzado un objetivo que era importante para ti, no esperes que los demás te den una palmadita en la espalda. En vez de eso, prémiate a ti mismo haciendo algo que te guste, date un capricho y mímate.
Share on Facebook10Tweet about this on TwitterShare on Google+0
Si te gusta, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*